CIRCULAR Nº 25
EMITIDA EN MARZO 2008
PERU
 

 
RECTIFICACION DE OFICIO DEL TRIBUNAL DEL INDECOPI POR ERRORES COMETIDOS POR LA OFICINA DE SIGNOS DISTINTIVOS
 

 
Cuando en Enero 24 del 2002 se publicó la Directiva N ° 02-2001/TRI-INDECOPI se dispuso que las Salas del Tribunal del INDECOPI son los órganos competentes para declarar de oficio o a solicitud de parte la nulidad de los actos administrativos expedidos por las Comisiones y Oficinas del INDECOPI, cuando estén incursos en alguna causal de nulidad de acuerdo a lo establecido en la Ley del Procedimiento Administrativo General.

De acuerdo a esta norma, si un acto administrativo expedido por alguna de estas dependencias está viciado, la Sala tiene la potestad de declarar su nulidad de oficio o a pedido de parte.

Queremos comentar el caso en que la declaración de nulidad es efectuada de oficio. Esta posibilidad convierte a cualquier Sala del Tribunal en garante de la legalidad de los actos de esta institución puesto que puede verificar aún de oficio si es que ellos no reúnen los requisitos legales para que puedan cumplir a cabalidad sus objetivos.

Para el caso específico del registro de marcas, muchas veces la Oficina de Signos Distintivos otorga el registro de una marca por encontrar que no es confundible con ninguna de las marcas registradas en el país, pero sucede que el examen de confundibilidad no ha sido efectuado adecuadamente, por lo que en la segunda revisión, efectuada por la Sala, se puede encontrar casos de marcas que sí resultan confundibles con el signo solicitado, motivo por el cual no se puede mantener la resolución que otorga dicho registro, declarándose en consecuencia su nulidad, la cual incluye la orden de devolver los actuados a la primera instancia para que se efectúe un nuevo análisis de confundibilidad tomando en cuenta las marcas obviadas inicialmente.

Este hecho descrito en el párrafo anterior puede traer consecuencias negativas para los usuarios del sistema, a quienes se les puede haber otorgado una marca y por ello han comenzado a invertir dinero y tiempo en publicitar la marca e incluso comercializarla haciéndola muy conocida, sin embargo después ella puede ser anulada de oficio, lo cual da origen a un gran perjuicio económico para el titular de la marca que es anulada.

Es por ello que en la actualidad, el Tribunal de INDECOPI viene interpretando la Directiva N ° 02-2001/TRI-INDECOPI de manera adecuada y restringida, ya que sólo declara la nulidad de oficio cuando la Oficina de Signos Distintivos ha cometido errores garrafales, donde permitir la coexistencia de marcas sería imposible, porque, es claro y obvio que los consumidores se confundirían. Una de las tantas muestras de ello es la Resolución No. 0596-2008/TPI-INDECOPI, la cual declaró nula la Resolución No. 1394-2007/OSD-INDECOPI de fecha 24 de Agosto del año 2007 que había otorgado el registro de la marca XCEL GAS CO. PARASUCO, clase 25 a favor de Confecciones More Cord Division. La nulidad se dio, porque, el Tribunal se percató que no se había evaluado el hecho que existían en la misma clase registradas las marcas XCEL SKATEDUDE y XCEL a nombre de un tercero.